Skip to content

Apostar por las personas

09/12/2013

En pleno siglo XXI, las Organizaciones ven plasmada en su ADN una realidad que comenzó siendo un visión en los  años 70 al aparecer el concepto de Cultura Organizacional, siendo éste término y concepto utilizado en discursos de las altas direcciones de la época, donde se enunciaba que el primer activo de una empresa era y son las personas.

 

Las teorías de Taylor sobre la división del trabajo, los estilos autoritarios (dirección por imposición) o los paternalistas, los sistemas funcionales basados en unidades departamentales y compartimentadas, etc… propios del siglo XX, se han visto rebasados por las exigencias de una nueva realidad global que prima mucho más los conceptos de calidad y excelencia, clientes, procesos, productos, servicios, comunicación e información, conocimiento, desarrollo, innovación,…

 

Fue Peter Drucker quien en 1960 visionó que el futuro del trabajo residiría en el conocimiento de las personas, y que éste sería el componente, el elemento esencial y primordial, de las Organizaciones. Siendo así hemos asistido a un auge bestial en cuanto a tecnología, revolución digital, informática, telemática, microelectrónica, y muchas otras que, siendo que entre sí están conectadas y pueden hasta ser dependientes unas de otras, dejan de lado, o más bien, hemos dejado de lado el activo principal del cual nos hablaba Drucker: las personas, relegándolas a planos inferiores, cuando no secundarios.

De hecho, si revisamos la bibliografía del siglo XX en materia de política de personas, ya sea Drucker, Mc Gregor, Lewin, o Mc Clelland, podemos ver cómo los problemas relacionados con la dirección, la comunicación, la valoración, el trabajo en equipo y otros más, ya eran actuales en esos tiempos, y han pasado casi cincuenta años. Hoy día esos mismos problemas siguen identificados, por tanto seguimos conociendo el qué, sin embargo varía, y mucho, el cómo se responde a los mismos. ¿Cómo? Pues desde la diversas proyecciones derivadas de la dirección por objetivos de Drucker, la teoría Z y sus contribuciones al concepto de equipo profesional, el impacto competitivo japonés en materia de calidad y mejora continua (teoría Kaizen), los cuadros de mando integrales basados en el modelo de Norton y Kaplan, la dirección estratégica, la inteligencia emocional de Goleman, etc… han supuesto nuevos enfoques que enfatizan en el cómo, para así conseguir mejores resultados y un mayor desarrollo de las personas.

 

La apuesta está clara, lo relevante es jugar a ganador, jugar y apostar por las personas será el guion de aquellas organizaciones que destaquen en su sector, y por ende en cualquier sector.

 

¿Jugamos?

From → Liderazgo

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Louie Louie Rock Bar

Avenida Luis Braille (Puerto Deportivo, Estepona)

Gestión Business

Espacio dedicado al management y los negocios - A blog dedicated to management and business issues

merceroura

la rebelión de las palabras

El Blog de José M. Pujol H.

“Vive una vida que te inspire"

Psicoasesores

Centro Psicológico Integral. Recursos Humanos, capacitación y atención psicológica

The Coaching Alliance

El camino hacia el éxito

Avantgardist

El blog de Sheila Escot

Coaching de Equipo Hymas

Coaching de Equipo

Liderazgo Esencial

Mapas del mundo para Marta

SUPERVIVENCIA DIRECTIVA |sólo el cambio permanece

Era de la Innovación. Liderazgo Human Capital Gestión Cambio RRHH Virginio Gallardo

Estado de la Cuestión

Política, Innovación Social y Empleo.

Victoria e. ruano garcia

PALABRAS CLAVE: gestión, calidad, conflictos, comunicación, mediación, equipo, personas, organizaciones, cambio, evidencias, planificar, evaluación, revisar, resultados.

A %d blogueros les gusta esto: